PÍLDORA Nº 36 ¿Comentamos un caso de protección del medio ambiente y la lucha contra el Cambio Climático?

Comité Distrital de Servicios a la Comunidad

Además de las seis áreas de acción preferente definidas por Rotary, en la Asamblea de San Diego se ha hecho público que habrá una séptima área de acción: La Protección del Medio Ambiente. Esta respuesta de Rotary no podía esperar, ya que los efectos del Cambio Climático están aquí: el deterioro ambiental y el cambio climático plantean serias amenazas a la humanidad; estos factores tienen un impacto desproporcionado en las personas más vulnerables, precisamente aquellas con las que Rotary asume mayor responsabilidad. Si los rotarios queremos trabajar para nuestras comunidades y para el mundo entero, es obvio que debemos actuar para paliar los efectos del cambio climático y proteger el medio ambiente, ya que éste constituye nuestro primer entorno en el que desarrollar nuestra vida en comunidad.

Hoy vamos a comentar el caso del Rotary Club de Igualada, un club activo en varias de las áreas de actuación preferente de Rotary International, el cual consideraba que tenía una asignatura pendiente: trabajar por la mejora del medio ambiente. La iniciativa del Presidente de R.I. 2017-2018, Ian Riseley, de que si todos los rotarios plantáramos un árbol cada año, el planeta tendría 1,2 millones de árboles nuevos cada año, les sirvió de inspiración.

Además del reto del Presidente Riseley, la primera sinergia se produjo cuando el Ayuntamiento de Igualada puso en marcha “L’ANELLA VERDA”, que consiste en una vía que circunvala la ciudad, en un trayecto de 14 kilómetros, donde han surgido nuevos espacios naturales ahora accesibles pero de estética pobre.  Planteado el proyecto, el ayuntamiento puso sus técnicos a disposición del club para fijar el lugar más conveniente, así como la clase de árbol a plantar.

En febrero de 2018 el club llevó a cabo la I PLANTADA con 25 robles y 25 encinas en un paraje espectacular por sus vistas, el “Mirador de Montserrat”. Son árboles adecuados para un territorio que sufre calores y fríos muy acentuados.  Las cosas no siempre salen bien a la primera y el hecho de haber plantado árboles quizás demasiado jóvenes, dio como resultado un 30% de mortalidad de los robles y encinas plantados.

En febrero de 2019, con la II PLANTADA, el club plantó 30 encinas más grandes (una forma de celebrar el 30º aniversario del club), pero la sequía del verano causó una mortalidad del 40% en los nuevos árboles.

Lejos de rendirse, en febrero de 2020, el club ha llevado a cabo la III PLANTADA, con 26 encinas grandes (1 por socio del club), pero llegando a un acuerdo con el ayuntamiento, para que éste dispusiera para dichos árboles un sistema de riego por goteo, por lo que se garantiza la sostenibilidad del proyecto.

A pesar de las dificultades, el club persiste en la idea, ya que es un programa necesario y que aporta visibilidad positiva de Rotary en la ciudad. El hecho de publicar cada año esta actividad en los medios de comunicación locales, mejora sin duda la imagen del club. Ahora, la ilusión del club es que se llegue a conocer la zona de plantación como el “BOSC ROTARY” y poder instalar algún banco de hormigón con nuestro logo.

Si tienes cualquier duda o sugerencia, contacta con el Comité Distrital de Servicios a la Comunidad; Enric López Milà (presidente) 📬 e.lopezmila@rotary2202.org 📞639023275 y te ayudaremos.

Compártelo en las redes sociales:

Comments are closed.

NEWSLETTER