La Prueba Cuádruple no es una herramienta para juzgar a los demás

 

 

Por Martin “Marty” Postic Jr.,
exgobernador del Distrito 5750 y socio del Club Rotario de OKC Sunrise, Oklahoma City, Oklahoma (EE.UU.)


En nuestra conflictiva sociedad, veo a amigos rotarios utilizar La Prueba Cuádruple para defender posiciones políticas y sociales opuestas y criticar los pensamientos, declaraciones y acciones de los demás. Veo a socios con puntos de vista completamente opuestos utilizar la misma Prueba Cuádruple para defender sus argumentos y atacar los de los demás. Rotarios y personas ajenas a Rotary utilizan las redes sociales para compartir sus opiniones sobre supuestas violaciones de La Prueba Cuádruple, lo que hace que otras personas responda publicando comentarios e insultos adicionales, todo ello sin pensar en el modo en que esto afecta a nuestra imagen pública.

Esto me lleva a esta premisa básica:

La Prueba Cuádruple no es una ventana, sino un espejo

Los socios de Rotary no deben utilizar La Prueba Cuádruple para mirar a los demás, sino más bien para mirarse a sí mismos y considerar las ramificaciones de sus pensamientos, declaraciones o acciones. La Prueba Cuádruple no debería ser una ventana a través de la cual miramos para juzgar a los demás, sino un espejo en el que mirarnos para juzgarnos a nosotros mismos.

He escuchado decir a rotarios que, si determinan que algún pensamiento, declaración o acción viola alguna parte de la prueba, es su deber declarar que ese pensamiento, declaración o acción es erróneo. He visto utilizar La Prueba Cuádruple para apoyar distintos puntos de vista, algunos de los cuales ustedes tendrían gran dificultad para defender. Sin embargo, basta con recurrir a Internet para encontrar ideas con las que confeccionar un argumento que respalde cualquier pensamiento o concepto con una plétora de “hechos”.

No creo que este sea el modo adecuado de utilizar La Prueba Cuádruple. En mi opinión, la prueba tiene más que ver con el modo en que nos tratamos unos a otros que con el método que utilizamos para evaluar ideas.

Por supuesto, esto no es sencillo. Es difícil no pensar algo. Pero lo realmente importante es el modo en que decidamos actuar con base en ese pensamiento. Si piensas “No me gusta esta persona”, lo realmente relevante es que harás con ese pensamiento. Por ejemplo, podrías tratar de disiparlo y disipar también cualquier impulso de tomar alguna acción negativa que refleje tu disgusto por la persona. También podrías decidir si deseas decir algo a esa persona o comentar a otras personas lo que piensas al respecto.

Aquí es donde los medios de comunicación social distorsionan las cosas, porque ahora la sociedad parece aceptar los comentarios negativos, vitriólicos o falsos – siempre y cuando estos coincidan con nuestros propios puntos de vista. Publicar tales comentarios incluso en nombre de La Prueba Cuádruple no es ciertamente EQUITATIVO para todos los interesados y definitivamente no creará BUENA VOLUNTAD ni MEJORES AMISTADES.

Esto me lleva a la conclusión de que usar La Prueba Cuádruple para defender posiciones políticas y sociales es en sí mismo contrario a la prueba. Nunca deberíamos usarla para apoyar un argumento y oponernos u censurar las posiciones de otras personas. Tampoco debemos emplear La Prueba Cuádruple para mostrar nuestro apoyo u oposición a cuestiones polémicas, o para responder a los comentarios de los demás.

Tenemos que ENSEÑAR La Prueba Cuádruple a nuestros amigos. No necesitamos PREDICARLA. Rotary se enorgullece de ser una organización apolítica y no religiosa. Esto nos ha permitido estar presentes en partes del mundo que quedan vedadas a gobiernos u organizaciones religiosas. No manchemos la reputación de Rotary empleando estas 27 palabras ejemplo de pensamiento ético y moral para atacarnos unos a otros.

Fuente: Las voces de Rotary

Compártelo en las redes sociales:
NEWSLETTER