Tres maneras de hacer que su club sea más inclusivo

Por Katey Halliday, socia del Club Rotaract de Adelaide City y del Club Rotario de Adelaide Light, Australia Meridional (Australia)

 

Recientemente, Rotary adoptó una política de diversidad, igualdad e inclusión que anuncia claramente que nuestra organización abraza la inclusión. Rotary cuenta con clubes en todo el mundo y, a través de sus proyectos de servicio, llega a una amplia gama de personas. Así que ya somos diversos, pero un segundo ingrediente, la inclusión, es la clave para desbloquear y mantener todos los beneficios que ofrece esta diversidad. ¿Cuán inclusivo es su club?

Verna Myers, fundadora de la Verna Myers Company y vicepresidenta de Estrategia para la Inclusión en Netflix, explica la diferencia entre los dos conceptos: “La diversidad vendría a ser como ser invitado a asistir a una fiesta mientras que la inclusión equivaldría a ser invitado a bailar en ella”.

En el contexto de la afiliación a Rotary, esto significa que no basta con invitar a personas de diversos orígenes a nuestras reuniones y eventos, sino que debemos incluirlos en la planificación y toma de decisiones del club, y valorar sus contribuciones.

A continuación se presentan algunas ideas para cultivar la inclusión.

 

Hagan de su club un club accesible

  • ¿Se celebran las reuniones en un lugar conveniente para todos? Si no es así, consideren la posibilidad de celebrarlas en más de un lugar.
  • ¿Pueden encontrar información sobre las reuniones aquellas personas que no puedan asistir a ellas?
  • ¿Es la hora de la reunión la adecuada para el grupo demográfico que tratan de atraer? Tal vez podrían proporcionar opciones como celebrar algunas reuniones por la mañana y otras por la tarde. Además, no todas las reuniones necesitan incluir una comida.
  • ¿Hay algún costo innecesario que impida que algunas personas asistan, como el costo de las comidas? Los menús limitados también pueden crear barreras involuntarias para las personas con restricciones dietéticas. Consideren también la posibilidad de que aquellas personas que así lo decidan no coman en absoluto.
  • ¿Podrían cobrar la cuota de afiliación cada mes o cada trimestre en vez de hacerlo una sola vez al año para acomodar así a aquellas personas que se organizan mejor de esta manera? Si fuera necesario, el club podría cobrar una pequeña prima para cubrir los costos adicionales en que incurra el club por este concepto.

 

Asegúrense de que todos los socios tengan algo relevante que hacer

Esto requiere que los líderes del club comprendan por qué cada socio se afilió a Rotary y determinen qué actividades se adaptan a sus pasiones y a su propósito al afiliarse. Si bien a veces es más sencillo hacer uno mismo las tareas que delegarlas en otra persona, asignárselas a los nuevos socios es una magnífica manera de incluirlos en la dinámica del club.

 

Proporcionen capacitación sobre diversidad e inclusión

Todos los clubes pueden beneficiarse de un debate sincero sobre estos temas. Tanto en los comentarios que recibí de muchos socios como en mis consultas con los distritos he escuchado que algunas personas dudan a la hora de afiliarse debido a los comentarios o comportamientos inapropiados que sufrieron. Por tal motivo, tal vez sería una buena idea invitar a un orador o celebrar una sesión de capacitación sobre cualquiera de los siguientes temas:

  • Lenguaje inclusivo: El lenguaje que utilizamos puede representar una barrera para alcanzar la igualdad de género. Para alcanzar la meta de contar con un 30% de mujeres tanto en la membresía general como en los puestos de liderazgo de Rotary para el año 2023 debemos tomar medidas positivas en este campo.
  • Prejuicios y discriminaciones inconscientes. A veces las personas pueden ser tratadas injustamente debido a una característica personal por lo que debemos ser capaces de detectar y evitar estos prejuicios.
  • Acoso sexual. Inviten a un experto para sensibilizar a los socios sobre este asunto e informarles sobre qué podrían hacer para prevenirlo.
  • Respuesta a comportamientos inapropiados. Como espectadores, no debemos permanecer callados ante comportamientos inapropiados. David Morrison, teniente general retirado del ejército australiano y presidente en ejercicio del Consejo para la Diversidad de Australia señala que “los comportamientos que pasamos por alto son comportamientos que tácitamente aceptamos”.
  • Participación. Participen en las actividades el Día Internacional de la Mujer, el Día de la Armonía, la celebración local del Orgullo Gay u otras fechas designadas para celebrar la diversidad.
  • Hay muchas estrategias que los clubes pueden emplear. Sin embargo, para que funcionen debemos aceptar que el cambio es vital para el éxito continuado de Rotary. Podemos admirar a Rotary International por haber aprobado una política de diversidad, la inclusión y la igualdad, pero es responsabilidad de los socios llevar esta visión a los clubes.
  • Información sobre la autora: Katey es expresidenta y socia fundadora del Club Rotaract de Adelaide City y recientemente se afilió al Club Rotario de Adelaide Light. También ha sido jefa de equipo, coordinadora e instructora de los Seminarios de Rotary para Líderes Jóvenes (RYLA). Es funcionaria de proyectos y facilitadora de capacitación en la Subdivisión de Diversidad e Inclusión de la Policía de Australia Meridional.

 

FUENTE:   Las Voces de Rotary

 

Compártelo en las redes sociales:
NEWSLETTER