En bicicleta durante la pandemia de COVID-19
9 enero, 2022
ROTARY CLUB DE BARCELONA SARRIÀ: JUGUETES PARA LOS NIÑOS DE LA FUNDACIÓ GAVINA
10 enero, 2022

MENSAJE PRESIDENCIAL: ENERO DE 2022

Shekhar Mehta
Presidente 2021-22

Enero de 2022

 

Uno de los principios fundacionales de Rotary fue utilizar la profesión de sus socios, ya fueran estos médicos, abogados, ingenieros o desempeñaran cualquier otra profesión, para hacer el bien en el mundo.  Ahora que intentamos superar y recuperarnos de la pandemia, este principio es fundamental para facilitar la reconversión profesional de las personas que han perdido sus empleos. En respuesta, el Ciberclub Rotario de Tamar Hong Kong organizó seminarios para jóvenes, con el objetivo de prepararlos para un cambiante mundo laboral.

Este tipo de capacitación debe ofrecerse a gran escala. Según las Naciones Unidas, se espera que el desempleo mundial supere los 200 millones de personas en 2022. Es probable que las mujeres y los jóvenes se vean especialmente afectados.

Por eso he hecho tanto hincapié este año en los proyectos orientados a empoderar a las niñas, y me ha encantado ver algunos de esos proyectos ya en marcha. Por supuesto, el acceso a la educación y el camino hacia el empleo pueden verse bloqueados por la falta de infraestructuras de suministro de agua y saneamiento.

Un proyecto en Pune (India) busca proporcionar a las niñas y mujeres una toalla higiénica reutilizable a un precio asequible. El proyecto proporciona empleo para la producción y distribución de estas, y reducirá la contaminación causada por la eliminación de 12 300 millones de toallas sanitarias al año en el país, muchas de las cuales acaban en los vertederos.

Otros han utilizado el servicio profesional para promover el empoderamiento de las mujeres. El Club Rotario de Poona (India) organizó talleres para enseñar artes marciales a mujeres jóvenes, para que se defiendan contra la amenaza de los abusos o la trata de personas.

Yo también he tenido la suerte de utilizar mi profesión para hacer el bien a través de Rotary. El tsunami del Océano Índico en 2004 devastó las islas Andaman y Nicobar, las cuales forman parte de mi distrito. Miles de hogares fueron destruidos y muchas zonas se quedaron sin electricidad ni agua corriente. En mi visita a la isla Pequeño Andaman, el constructor que hay en mí quiso inmediatamente construir casas para los isleños sin hogar. Así que decidimos construir 500 viviendas.

En el último de mis siete viajes a la isla, pude ver algo que brillaba cuando mi helicóptero estaba a punto de aterrizar. Lo que estaba viendo eran los tejados de las nuevas casas. Me alegré mucho, y pronto comprendí algo. Como constructor, había construido muchos edificios hermosos. En comparación, estas 500 casas eran los edificios más ordinarios que había construido, y estaban en un lugar que probablemente nunca volveré a visitar, para gente a la que nunca volvería a ver. Y, sin embargo, la satisfacción que sentí al entregar estas casas fue mayor que la que había experimentado anteriormente con mis construcciones. Probablemente porque por una vez estaba utilizando mi vocación para Servir para cambiar vidas.

Ustedes también pueden haber tenido la oportunidad de utilizar sus profesiones para Servir para cambiar vidas. Me gustaría recibir sus historias sobre el servicio profesional a través de Rotary. Asimismo, quiero concluir felicitando a todos los clubes que han participado en la iniciativa "Cada socio trae un socio", en la que se pide a cada socio que presente a una persona a Rotary. Incrementar nuestra membresía ofrece a personas de todos los ámbitos la oportunidad de compartir sus conocimientos y habilidades mediante su participación en actividades de servicio que cambian vidas.

 

FUENTE:  Mi Rotary

 

Comments are closed.

NEWSLETTER
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: