Becas de Rotary pro Paz: un vistazo al proceso de selección

Promoción del programa de maestría de la brasileña Karina Ito, becaria de Rotary pro Paz en Estados Unidos

 

El plazo para presentar solicitudes a las Becas de Rotary pro Paz 2022-23 está abierto hasta el 15 de mayo. Sin embargo, para solicitar y obtener una beca de Rotary pro Paz, tendrás que hacer algo más que presentar tu solicitud a tiempo. Hay que tener el perfil adecuado para emprender una carrera en el campo de la promoción de la paz y el desarrollo en todo el mundo. Para saber si tienes este perfil, hemos hablado con personas que ayudan a preparar a los candidatos y también con personas que ya han sido seleccionadas.

Francisco Schlabitz, rotario del Distrito 4530, prepara y propone candidatos para las Becas de Rotary pro Paz desde el año 2003. De los cerca de 40 candidatos que ha ayudado a proponer, nueve han sido elegidos. Actualmente preside el Subcomité Distrital de Becas de Rotary pro Paz.

Él dice que el trabajo con los candidatos comienza en cuanto se reciben sus datos de contacto. Es el candidato, y no el distrito, quien decide si presenta o no una solicitud a La Fundación Rotaria.

“En el primer momento en que nos enteramos del interés, ya sea por correo electrónico o porque el interesado ya ha hecho su solicitud previa, lo que hacemos es programar una conversación, en persona o por video, que dura entre una hora y hora y media. Intentamos explicar cómo es la solicitud, cómo funciona este proceso, para que el candidato pueda tomar la decisión adecuada”, explica Schlabitz.

¿Y qué busca Rotary en un candidato? “Una cosa importante es su trayectoria en términos de experiencia en el extranjero ayudando a la gente”, dice Schlabitz. “Hay que tener experiencia, conocer a la gente, sentir lo que ocurre en la realidad de las comunidades que más sufren, sea cual sea su naturaleza. Ya sea en una región, en un país o en varios países. Hay que tener experiencia, hay que haber vivido, esa es la diferencia”, señala.

En el pasado, se han seleccionado candidatos con títulos recientes y sin experiencia en trabajo comunitario en el extranjero. Sin embargo, hoy en día, con el aumento de la competencia por las becas, es necesario destacar para tener una oportunidad real de ser seleccionado. Las acciones puntuales, como la participación en actos benéficos en las iglesias, por ejemplo, pueden no ser suficientes.

“No digo que Rotary no lo tomará en cuenta, pero las posibilidades de que sea un candidato adecuado para lo que buscamos son escasas”, afirma. “Así que intento hacerle reflexionar y compararse con otras personas, como, por ejemplo, que vivieron y trabajaron durante unos meses en África, ayudando a niños, a familias pobres, a gente de la periferia de las ciudades, en temas relacionados con la salud o la delincuencia”.

Por otro lado, él da otros consejos importantes para que los solicitantes tengan más posibilidades de obtener la beca. Uno de ellos es buscar centros con menos competencia que los situados en Estados Unidos. Los centros de la International Christian University en Japón y la Universidad de Queensland en Australia suelen recibir menos solicitudes.

 

Leer más…

 

FUENTE:  Las Voces de Rotary

 

Compártelo en las redes sociales:

Comments are closed.

NEWSLETTER